contadores

De nuevo lo mismo; pero Peor

Autor: Johnny Beltre Figuereo                                                                                                 Jbeltre65@hotmail.com

Autor: Johnny Beltre Figuereo
Jbeltre65@hotmail.com

Nuevamente al acercarse las elecciones Nacionales, en esta oportunidad unidas las Presidenciales, Congresionales y Municipales, comenzamos a ver y palpar el clientelismo boyante entre los partidos, candidatos y posibles electores.

Es muy penoso y vergonzoso ver como cada vez con más fuerza e influencia se impone el transfuguismo partidario y el clientelismo entre candidatos y electores.

En esta oportunidad decimos que es lo mismo pero peor, por el hecho de que en lugar de esperar los famosos tres años y medio  que nos tienen acostumbrado la mayoría de nuestros representantes Provinciales antes de salir a hacer sus campañas clientelistas, cínicas y ruidosas, tuvimos que esperarnos cinco años y medio por aquello de que la última elección Congresual y Municipal fue por unos seis largos años. Osea que ahora hubo que esperar más para que empezaran dizque a hacer algo por la provincia.

Mencionamos lo de los años de espera porque es a lo que nos tienen acostumbrado la mayoría de nuestros representantes, casi todos esperan que se acerquen las elecciones para venir a mostrarse como los salvadores de la sociedad y que eso nos obliga a darles nuestro apoyo por uno, dos, tres y hasta cuatro periodos en sus posiciones.

Si es duro, difícil y hasta abusivo ver como la mayoría de nuestros políticos se pasan casi cuatro años que usted prácticamente no sabe de ellos, mas incomodo ha resultado en esta ocasión que se han perdido por casi seis años, y ahora reaparecen como sorprendidos de que falta tantas cosas por resolver y que ellos las resolverán tan pronto sean electos en las próximas elecciones.

Pero así como es de fatal y desgraciada la forma como quieren tratarnos la mayoría de los políticos, mas azarosa y degradante es la actitud asumida por una gran parte de la población que le hace el juego a ellos, dando al traste de que hoy en día nuestra Provincia se encuentre en unas condiciones tan desmejorada y en desventaja con relación a otras Provincias principales de nuestro País.

Se ha vuelto una total y recurrente costumbre en la mayoría de nuestros políticos que cuando aspiran a una posición te solicitan apoyo para hacer los aportes y lograr los cambios que se necesitan para mejoría de la mayoría, se les da el chance, no hacen nada relevante y luego resulta que te solicitan nuevamente la oportunidad porque un periodo no les alcanzó, se les da o compran la oportunidad nuevamente y otra vez vuelven y fallan y hay algunos que tienen el coraje de tirarse al ruedo solicitando y comprando una cuarta y hasta quinta oportunidad, sin importar que en dos, tres y hasta cuatro periodos no han realizado ningunas obras que se puedan considerar de bienestar colectivo y que vallan en proporción con los recursos que reciben y con los años que tienen en las posiciones que desempeñan.

Tenemos que abogar porque más temprano que tarde esa situación cambie, debemos darle un giro a esto.  Debemos quitarnos de encima esa imposición que nos han colocado de votar por los que más dinero, prebendas, favores e influencias otorguen.

A los que aspiran por primera vez, hay que exigirles propuestas de bienestar para la provincia, que sean viables y alcanzables y luego darle seguimiento a sus acciones para que apliquen dichas propuestas.

Hay que empezar a reeducar a los más jóvenes y enseñarles que hay que valorar moralmente nuestro voto, hay que dejar de lado el estar detrás de un candidato solo porque me da lo mío, sin importarnos lo que éste haga luego que llegue a la posición que aspira.

Que por cierto, ahí está parte del mayor problema, en el hecho de que si uno observa con atención en una gran cantidad de las actividades políticas su gran público son jóvenes de ambos sexos.  Tomando en cuenta la ambición desmedida y el gran interés de conseguir las cosas con facilidad que muestran muchos jóvenes en la actualidad, nos indican que el trabajo por hacer es arduo y debe ser con mucha dedicación y empeño.

Hay que implementar el voto de castigo con conciencia, todo aquel que se le dió la oportunidad de ejercer una función pública y la tomó para realizar cosas a su antojo y para beneficio propio y de los suyos, no debe dársele una nueva oportunidad y así poco a poco iremos enviando el mensaje para los demás aspirantes y los mismos tendrán que ajustarse a esa nueva realidad y se acostumbrarán a desarrollar sus funciones apegados al buen servicio y en procura de buscar el bienestar de la mayoría en sus respectivas comunidades.

En todo el país debemos hacerlo así, con la ayuda de Dios y nuestro esfuerzo vamos a animarnos y busquemos que San Pedro de Macorís sea uno de los principales pueblos que dé ejemplo de que estamos votando con los criterios y madurez necesarios para realizar los cambios que se necesitan.

Cuantos se animan?.  Ojalá y sean muchos los que se inscriban.

Johnny Beltre Figuereo

Jbeltre65@hotmail.com

( Los comentarios de los colaboradores de este medio no reflejan la posición del mismo)

You must be logged in to post a comment Login

Publicítese con nosotros

Contáctenos para obtener información de cómo hacer su publicidad en este sitio. Diríjase a la opción "contáctenos"en el primer menú y llene el formulario correspondiente o haga clic en el link de color rojo (debajo) para hacerlo directamente.

Contáctenos